E-mails que mandaría si tuviera los cojones para hacerlo*

 

*La idea no es mía, sino de la maravillosa Lena Dunham en su primer libro, Not That Kind Of Girl

 

Querido Vacío:
Te echo TANTO de menos.
Qué decir, eras mi mejor amigo.
Hasta que llegó esa subnormal profunda.
Entiendo que te enfadaras conmigo porque la comparé con Una Rubia Muy Legal. Entiendo que también te molestara que aprovechara cada mínima reunión social para comentar que me parece lo más gilipollas que ha parido madre.
Pero tú y yo sabemos que es lo más lerdo, estúpido y mentecato que nos ha ofrecido la Tierra. La Humanidad. El Universo. ¿Entiendes? Cortimer. Escasa. Tediosamente infame e infamemente tediosa. Y AÚN SIGUES CON ELLA.
Eras mi mejor amigo y no dejé de necesitarte de la noche a la mañana, ¿sabes? No desperté un día y dije “ok a que ya no estés en mi vida”. No firmé que nos enviáramos como mucho tres mensajes al año y alguno de carácter más melancólico, “vi aquel vídeo que me hiciste y me puse triste”. Te hice regalos increíbles. Te pensé regalos increíbles. Te saqué de cada una de tus perdiciones: carrera, padres, amantes. Nunca me ha gustado tanto abrazar a alguien como a ti. Nunca nadie me ha envuelto como tú. Y no estás. Y ahora mismo mataría por un abrazo más. Ahora, que lo necesito más que nunca.
Una vez le espeté a un novio la siguiente cursilada: “mi amor por Vacío durará siempre”. Afortunadamente, cuando lo hice todavía no éramos novios. Desafortunadamente, y pese a que siempre es mucho tiempo, lo cierto es que no consigo olvidarme de ti.
Sé que no me invitarás a tu boda. Y está bien. Lo acepto. Yo tampoco invitaría a un terrorista suicida la mía.
Siempre extrañando esos años en los que ante el dolor, tu bajabas a ponerme el parche,
Violeta Vio

 

Querido Vacioh:
Me alegra mucho que la vida te vaya igual de bien que siempre porque, si hay alguien que se lo merece, eres tú.
No, no es ironía. Tengo Asperger, ¿recuerdas?
Pero he de reconocer que lo de que hayas tenido dos parejas estables desde que ya no estamos juntos y yo ninguna me toca enormemente los cojones.
Te explicaría por qué, pero ni yo misma lo sé.
Sigue batiendo tu propio récord. Aún puedes convertirte en el hombre con más ex-novias por kilómetro cuadrado.
Siempre borde pero siempre con cariño,
Violeta

 

Querido Horror Vacui:
Contesta los mensajes, los e-mails, aquel cuervo que te envié desde la desazón hace tres días. Los dos nos sentimos terriblemente solos, los dos nos entendemos, los dos sabemos lo que pasa por nuestras cabezas (sí, esas que por más que no lo deseemos, corren más deprisa).
Cuídame mejor y déjame cuidarte de verdad.
Nos irá mejor.
v.

 

Querida Vacuum Cleaner:
Serás hija de puta.
La próxima vez que quieras levantarle el ligue a una amiga ve con todo y fóllatelo. No seas así de loser.
Está feo quedarse a medias. Hazme caso.
v.

 

Querido Sr. X:
Me has roto el corazón.
Desaparece de mi vida. No te quiero en ella.
Sólo te deseo que esa chica que conociste mientras estabas conmigo (sí, lo siento, a todas luces estábamos juntos) te quiera como máximo la mitad de lo que llegué a quererte yo.
Puedo asegurarte y te aseguro que, simplemente con eso, ya serás enormemente feliz.
Desde lo más cruento del desamor,
Tu Leia en carbonita.
P.D. Qué cojones. Vete al puto infierno.

 

Querida M.:
¿Por qué tuviste que morir?
¿Quién coño decidió que tú tenías que morir?
A más de uno nos quitaste, los días pares y algún que otro impar, muchas ganas de seguir viviendo.
Desde el verdadero infierno,
Violeta

 

 

 

 

 

¿Algo que añadir? Apuesto a que sí. Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s