Potencialidades

 

Iba a empezar este ‘post’ aludiendo a una obsesión.

Iba y voy, porque sí, realmente es una obsesión insana, carente de sentido y muy alejada del supuesto carpe diem que tanto enarbolamos como elemento cosustancial a una vida feliz.

Mi obsesión, la que hoy voy a contar, versa sobre la idea de la potencialidad, y no solo porque tenga a Aristóteles en un Top #5 de referentes filosóficos. No. Siempre me ha obsesionado mucho la idea de que cada persona que se cruza en nuestras vidas es un elemento potencial dentro de ellas: un potencial amigo, un potencial enemigo, una potencial alma gemela (aunque yo no crea en semejante soplapollez). Cada persona que se cruza, pero también las que no. Lo cual mete en un bonito saco de potencialidades a muchos miles de millones de seres humanos. Potenciales mejores amigos, potenciales parejas, potenciales hombres de tu vida. Y a todos ellos, jamás los conocerás.

Aún más allá: qué hace que te lleves bien con quien te llevas bien, o por qué nunca llegaste a llevarte bien con aquel tipo, con lo bien que parecía que congeniabais.

Porque puede que nos estemos perdiendo a gente mucho más interesante por el camino, pese e incluso aunque los que ahora acompañan nuestras vidas nos parezcan la leche. Las elecciones que tomamos, los viajes que hacemos, las copas de más que acaban llevándonos a tal o cual bar, determinan a quién conocemos y de quién nos enganchamos.

Persiste la incógnita de saber quiénes habrían sido las potencias a tu paso si las piedras en el camino hubieran sido otras, distintas o no, otras. No hace falta figurarse elecciones trascendentales, bastan las más simples, muchas incluso fuera de tu control: por qué en 3º de la ESO te pusieron en esa clase y no en la de Chema -qué diferente habría sido tu vida-; por qué nunca coincidiste con Fulano en la facultad -la de conversaciones interesantes que habríais tenido-; por qué no coincidiste de otro modo con Mengano, antes, después, pero voto a bríos, en cualquier otro lugar y en cualquier otro tiempo -ahora tú serías una potencial mujer de su vida-.

El haber vivido en un microclima -como lo es un Colegio Mayor- durante 5 años trastoca mucho. Vives, habitas, cohabitas con, quizá, demasiada gente. Doscientas potencialidades en solo siete pisos de altura. Y a mí siempre me asaltaba el eterno porqué: por qué te he descubierto tarde, por qué parecía que sí pero nunca llegamos a nada. Trastoca, porque es un ambiente en el que vives amistades muy intensas, pero de 5 minutos.

Algunas, muchas, literalmente de 5 minutos.

Muchos de ellos son solo nombres de recuerdo en un facebook cada vez menos inflado; pero a alguno sigo recordándole como potencialidad dolorosa. De esa que causa un leve pero repentino y arduo arrepentimiento.

Hace mucho que siento que vivo rodeada de potencias. Pero las potencias parecen haberse multiplicado en Bruselas, sin razón aparente.

Vivo con una pequeña gran superpotencia. Se llama Berta.

 

-Bertiña. Bértola. Bertolucci-

 

A Berta le contaría muchas cosas. Le hablaría de mi infancia, de mis veranos de bicicleta y pueblo, de cómo y cuándo empecé a escribir; le contaría mis historias, mis primeras inspiraciones pese a aquel fatídico 3º de ESO; le hablaría de mi familia -por muy descastada que sea mi apariencia- y quizá así viera que detrás de tantas ‘frikadas’ y escarceos hay una persona bastante normal que se mueve por impulsos bastante normales. Le hablaría hasta que  dejara de tener la idea de que hablo solo de chicos. Hasta que dejara de repetirme, los días pares y los medios días, que desde que vive conmigo siente que solo habla de chicos.

Podría hablarle de muchas cosas. Pero no lo hago.

Y Berta, que también empieza con B, como casi todo lo bueno que me ha pasado en Bruselas, se está perdiendo a una potencial Violeta que es algo más que la suma de sus frikadas. De nuevo, Aristóteles.

Berta es una potencial mejor amiga. Pero ella no lo sabe, porque no lee este blog.

Berta vive conmigo y ha hecho de mí un acto de compañera de piso con un espacio vital muy grande, pero dispuesta a compartirlo.

Y yo, que cada vez soy más potencia de todos, y acto de nadie, me he construido un caparazón cual cangrejo. Asomo la cabeza, pero cobardemente y en un blog.

Quiero pensar que tanta evasión se debe a que Bruselas ya no es mi primera experiencia como expatriada y en Jordania me rompieron el corazón. Quise creer que tendría un amigo para toda la vida que se ha esfumado de mi vida como la ceniza de todas las cachimbas que nos fumamos juntos. Y la culpa es compartida, pero es culpa al fin y al cabo.

Pero la verdad, por cruda que sea, es que me han roto el corazón antes de Jordania -de nuevo, maravillas de haber vivido 5 años en un Colegio Mayor- y nunca había conocido a una Violeta tan ermitaña. Dicharachera, sociable, pero ermitaña.

C’est comme ça. Lucho contra natura por no encariñarme. Pero no sé muy bien a quién quiero engañar con esto.

Queda saber si me iré de Bruselas con más actos que potencias.

Queda saber por qué asolan mi cabeza este tipo de pensamientos: ¿síndrome del expatriado o más bien simple y llana tontería?

No sé por qué me da que es lo segundo.

Por si acaso, voy a salir a tomarme una cerveza en busca de nuevas potencialidades. Aunque me vendría bien algún acto.

8 comentarios en “Potencialidades

  1. Joé Violeta, comparto al 100% la reflexión sobre las potencialidades. Creo que esto siempre ha estado en mi cabeza … pero nunca lo he llegado a verbalizar.

    Aquí o allí … Gijón, Madrid, Oviedo, Estados Unidos, la universidad, un trabajo u otro. Gente, gente y más gente … todos potenciales … cuanta razón.

    También entiendo tu caparazón de “¿esto durará?” …

    Como siempre un gran post y un placer leerte.

    Me gusta

  2. Violetta! You met important people also with M as first letter… The people goes and back the important is what remain in you of them!

    Me gusta

  3. Me encanta, esta genial…yo también me preguntaba lo mismo, y me alegra saber que tu eres mi hermana y que te conozco lo suficiente como para que dejes de ser meramente potencial… pero, solo una cosa; tú no eliges a tus amigos, te eligen ellos a ti ¿no crees?
    besos tata nos vemos dentro de pronto…

    Me gusta

  4. Pequeña Violetis… o Vio, como prefieres tú… estoy trabajando en esto de pronunciarlo como te gusta a tí :P

    Qué decir después de leer tu post… Pues bien, antes de nada, perdona por haber tardado tanto en contestar. Ya sabes que lo leí el viernes y la verdad es que no quería contestarte con prisas.

    Primero, como puedes ver, tu compañera de piso y potencial mejor amiga Sí que lee tu blog (¡te recuerdo que estoy suscrita!)…

    Um… no sé muy bien por dónde empezar. Dejemos a un lado el hecho de que casi me paso la parada del tram, casi me trago una farola escribiéndote por whatsapp y algún que otro percance posterior a la lectura de tu post en mi móvil.

    Empezaré por lo primero que me viene a la cabeza. Por cursi que parezca, ha sido tu simpatía (pese a la timidez que muestras al principio),tu locura ( que normalmente sólo vemos los que mejor te conocemos), tu cerebrito ( mejor no hablemos de ésto,creo que todos saben de lo que hablo) y tu grata compañía, lo que ha hecho que descubra a una persona alucinante.

    Sí,la niña tiene solo 25 añitos, pero quén lo diría. ¿y que tenga que estar yo ahora aprendiendo cositas constantemente de la enana que vive en el piso de arriba…? um…bueno, menos mal que el tema de la cocina y algún que otro idioma me lo deja a mí :P

    Enfin, a lo que voy… Sabes que nosotras vivimos juntas por, llamemoslo #circunstancias de la vida#… Sí, circunstancias que ambas conocemos. Lo gracioso es que al final todo pasa por algo, llámalo X, pero aquí estamos, las dos, con nuestras tonterías día sí y día también.

    Y parece que después de ¿cuánto? ¿2 meses ya de convivencia? La cosa va bien. Sí, eso parece. Honestamente, tú dices que tienes tu caparazón..puede ser, pero conmigo, te guste o no, no lo tienes…Pese a que te encanta estar en tu mundillo o cantar canciones saltando como una loca o ver pelis # rarunas # yo te conozco cada dia más y se que aunque finjas que pasas de todo, no es así ( pero tranquila,solo tus seguidores del blog y yo lo sabremos). Tienes un corazón enorme, y sino que se lo pregunte a Jaime, o todos esos amigos tuyos que saben que necesiten lo que necesiten, tú siempre estas allí.

    No voy a seguir escribiendo porque en realidad ya sabes lo que pienso sobre tí y más de uno se puede aburrir si continúo.

    Tan sólo déjame que haga un pequeño comentario sobre las potencialidades de las que hablabas.

    Creo que todavía te quedan muchas cosas por descubrir en Bruselas.Potenciales amigos,potenciales intereses,potenciales qué se yo…. Sólo las descubrirás arriesgando, es decir, apostando por tomar una decisión u otra, por hacer ésto o aquello. Y en ocasiones lamentarás haber dicho o hecho algo, pero eso sí, si no te la juegas, siempre te preguntarás: ¿qué habría pasado si….?
    Vamos, todo se resume en la típica frase (pero en mi opinión,muy cierta) # Si no arriesgas, no ganas#

    En definitiva, lo que digo es que no te cortes en demostrarle al MUNDO que eres una joyita… Y esa joyita es probablemente una potencial mejor amiga de la madrileña del piso de abajo.Sí, Bertiña. Bértola. Bertolucci-

    Ahí lo dejo. Buenas noches.

    B.

    Me gusta

¿Algo que añadir? Apuesto a que sí. Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s